ADOLESCENCIA: Etapa de grandes cambios.


   

 La adolescencia es una etapa de transición entre la etapa infantil y la etapa de adulto, que suele iniciarse entre los 12 años en las niñas y los 14 años en los niños. Los cambios y transformaciones físicas son importantes por que estas son observables, por lo que no se viven de igual manera por todos los adolescentes, ya que los factores que rodean al adolescente no son para todos iguales. Algunos de factores pueden ser; la familia, amigos, cultura, valores, hábitos. Posiblemente algunos de estos adolescentes experimenten estos cambios más precoz o tardíamente que el resto de sus compañeros, por lo que les supondrá un problema porque  pueden sentirse más inseguros o más inadecuados que el resto de sus compañeros.

 Puede haber incidencias psicológicas en los adolescentes llegada esta etapa. Estos deben ser conscientes de la pérdida del cuerpo, rol e identidad infantil y deben saber redefinir y aceptar su nueva imagen e identidad. Debemos tener en cuenta que en la percepción de su propio cuerpo puede sufrir alteraciones en su autoestima, tanto positiva como negativamente.

 En esta etapa empieza a observarse una renuncia a la dependencia de los padres y con ello a cuestionar su autoridad, una búsqueda de la autonomía e independencia y la importancia de pertenecer a un grupo social con sus mismas características  Están sensibilizados con los cánones de belleza de la sociedad, con lo que ello les puede distorsionar su propia imagen y es posible la floración de algún trastorno de la conducta alimentaria, como es la anorexia o la bulimia.  Para que el adolescente se enfrente a esta transición positivamente adquiriendo una madurez, es muy importante el apoyo familiar y social.
Algunas recomendaciones para ayudar a nuestros adolescentes en esta transición.

– Hablar sobre los cambios físicos y emocionales que experimentan los adolescentes durante este periodo. Si los adolescentes hablan de sus cambios y son conscientes de lo que engloban estos cambios, presentarán una maduración cognitiva y socioafectiva que le ayudarán a un desarrollo normal y saludable. 

– Formarse una idea ajustada de sí mismo, de esta manera se ayudará al adolescente a fortalecer su autoestima. Es importante tener un autoconcepto físico que se ajuste a la realidad y sea consecuente con su “yo real”, y no “ideal”, de esta manera se le ayudará a una valoración positiva de si mismo y a una mejoría de su estado anímico. Es probable que si el adolescente no cubre sus expectativas lleguen a frustrarse, y esto les lleve a una baja autoestima. El resultado en algunos casos pueden acabar con un cuadro depresivo y/o ansioso, con un trastorno de la conducta alimenticia, con un intento de suicidio o llegar a conseguirlo, etc.

– Fomentar la comunicación, la comprensión y el respeto hacía otros compañeros y amigos. Importante la comunicación entre padres e hijos, o con su círculo más próximo que él tenga confianza, de esta manera se le ayuda a ser asertivos, manifestando sus propias emociones, reconociendo las de los demás y ayudándoles a ser empáticos. Esto les puede ayudar a tener una buena conducta prosocial.

– Conocer el funcionamiento de su propio cuerpo. Ha de haber un feedback entre el cuerpo y la mente. El adolescente ha de intentar saber hasta dónde puede llegar sus límites y saber autoregularse. También es importante que sepan cómo serán y se producirán sus cambios, de esta manera no tendrán un comportamiento aversivos hacía estos cambios, físicos, biológicos o emocionales. 

– Adquirir unos buenos hábitos alimenticios e intentar practicar regularmente ejercicio físico. La sociedad marca unos cánones de belleza y con estos los adolescentes intentan identificarse (o bien con sus ídolos). De aquí pueden venir problemas alimentarios, ya que no quieren verse como ellos son, no quieren identificarse con su cuerpo, por lo tanto pueden llegar a tener una imagen propia distorsionada. La buena alimentación basada en una dieta mediterránea y practicar ejercicio regularmente les ayudará a mantenerse en forma, pero han de ser consciente de su metabolismo.

Anuncios

Publicado el noviembre 11, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: